SANEAR LA TIERRA DE TUS PLANTAS

  • por
SANEAR LA TIERRA

Sanear la tierra o sustrato de tus plantas.

A veces, tras la recogida de las cosechas más exigentes, la tierra necesita recuperarse. Normalmente estas cosechas, hacen que se agoten los nutrientes qué teníamos en nuestro sustrato. Eso no significa que tengamos que comprar un sustrato nuevo, simplemente tenemos que tener en cuenta una serie de pasos. De esta forma lograremos sanear la tierra de nuestra mesa de cultivo y reutilizar el máximo sustrato posible para minimizar nuestros gastos.

Para que la tierra funcione bien tenemos que conseguir darle la consistencia necesaria. Esto es importante para que no retenga demasiada agua, pero que tampoco se nos quede seca. El término medio entre retención de agua y acumulación es el que buscamos. Tenemos que conseguir también que retenga nutrientes, algo fundamental para una buena cosecha, y por último que vuelva a tener una adecuada actividad microbiana.

Preparación

Lo primero que tenemos que hacer es remover la tierra, partiendo los bloques que estén apelmazados y quitar las raíces viejas. Un buen rastrillo ayudará mucho en esta sencilla labor. Si la tierra está apelmazada hay que romper los bloques de tierra lo máximo posible. Está fase nos ayudará a airear la tierra para conseguir un mejor drenaje.

A continuación regaremos, con generosidad, nuestra tierra, para eliminar un posible exceso de sales minerales. Cuando haya drenado por completo y a ser posible secado, volveremos a regar pero esta vez con agua hirviendo, y dejaremos la tierra al sol durante 7 o 10 días tapada con un plástico oscuro. Este último paso nos ayuda a combatir hongos, nematodos y muchos tipos de plagas.

AGREGAR MATERIALES PARA SANEAR LA TIERRA

Con el paso del tiempo, la recogida de anteriores cosechas, el viento y otros factores, normalmente el nivel de tierra habrá bajado un poco, a veces bastante, y llega la hora de reponer. Para reponer la tierra y que esta ayude a la composición de nuestro sustrato, yo siempre añado una mezcla de fibra de coco, perlita y vermiculita. Esto nos ayudará a retener nutrientes, ya que la fibra de coco tiene la característica de retenerlos y liberarlos poco a poco, y a mejorar el drenaje y la aireación gracias a la perlita y la vermiculita. Hay que tener en cuenta qué debe sobrar un poco de espacio para los nutrientes.

A veces también añado un poco de calcio en forma de cascara de huevo machacada y si quieres dar más esponjosidad a la tierra, también puedes añadir los posos del café, aunque con cuidado porque afectan bastante al PH.

Por último debemos aportar los famosos nutrientes que escaseaban en nuestro sustrato. Para ello la mejor opción es el humus de lombriz puro. Yo siempre lo uso en forma de tierra. Hay gente que lo usa en formato líquido y le va muy bien, pero a mi esa opción ma gusta tan solo para cuando tengo ya mi siembra plantada.

Con un saco de humus de lombriz, vamos rellenando el hueco que nos queda en nuestras macetas o mesa de cultivo. Tenemos que remover bien el sustrato hasta mezclar homogéneamente todos los componentes de la tierra. Para terminar añadimos una fina cápita de humus de lombriz por encima de todo nuestro sustrato.

Sustrato macetohuerto antes de mezclar MATERIAL SANEAR LA TIERRA
MATERIAL PARA SANEAR LA TIERRA

Con estos sencillos pasos hemos logrado acondicionar y sanear el sustrato de nuestra mesa de cultivo, pero además hay una serie de sencillos tipos que podemos adoptar para que la tierra mejore a lo largo de su uso. Uno de ellos es abonar con té de plátano en épocas de floración, como ya expliqué en otro post. O si tienes un acuario sano regar con el agua de sus cambios.

Espero que te haya gustado y feliz cosecha.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *