MESA DE CULTIVO, ¿CUAL ELEGIR?

  • por
Mesas de cultivo

En la entrada de hoy os voy a ayudar a elegir una mesa de cultivo.

¿Cómo elegir una mesa de cultivo?

En primer lugar, tenemos que ver las dimensiones de nuestro huerto urbano. Si tenemos un sitio grande, las posibilidades aumentan mucho. Cuanto mas capacidad tenga nuestro recipiente mas cosecha tendremos. Y ese es el fin de un carro de cultivo, una buena cosecha.

Cuando estamos hablando de cultivar en un balcón o terraza lógicamente las opciones son menores. Y en muchos casos, por las características de nuestro espacio tendremos que optar por la fabricación casera. Aunque parezca difícil no lo es, aquí te dejo una foto de la mía, y no soy precisamente un manitas.

De todas formas, hoy día, tenemos mucho donde elegir. Algunas opciones son realmente interesantes, y adaptables a muchos tipos de espacios, e incluso apilables, causando un efecto estético precioso.

Vía Guiaverde.es

Si quieres ir directamente a ver los enlaces de mis preferidas cliquea aquí.

Un detalle al que cuando empecé no le di mucha importancia es la profundidad. Mi consejo es que mínimo sean 25 centímetros. Hay muchos tipos de cultivo que requieren esta característica.

A continuación vamos a ver el material. Bajo mi punto de vista el material más interesante para una mesa de cultivo es la madera. Normalmente, si compramos la mesa de cultivo, ya vendrá tratada para estar en el exterior y a la intemperie. A pesar de eso, si queremos que nos dure en el tiempo, deberemos aplicar una serie de cuidados. No obstante no resulta complejo darle un poco de mantenimiento.

De este tipo de mesas de cultivo es del que encontramos mas variedad en el mercado. Luego os dejare algunos enlaces a las que mas me gustan.

Existen en el mercado otro tipo de materiales, cómo el plástico o el metal.

Hay algunas mesas de cultivo de metal, como por ejemplo está, que además es bastante práctica. Uno de los problemas del metal es el calor. Si vives, como yo, en el sur, el calor que acumula, en verano, hace que se produzca una evaporación excesiva. Y literalmente tienes que pasarte día regando. No obstante es buena opción para lugares menos cálidos, aunque bajo mi punto de vista menos estético y más artificial.

Las mesas de plástico, una opción para empezar

También tenemos las mesas de cultivo de plástico, suelen ser pequeñas y con el paso del tiempo los materiales se vuelven bastante más feos. Estás mesas son una opción bastante a tener en cuenta si lo que tienes es un balcón o terraza, ya que no suele darle el sol directo, por lo que aguantan bastante sin deteriorarse y pesan poco. Además al ser normalmente de tamaño más reducido suelen poder encajar bien en todos los rincones.

También es una opción magnífica si estás empezando en esto del huerto urbano. Muchas veces no sabemos la continuidad que le podemos dar a los hobbies. Como es una opción barata, es perfecta en ese sentido y si luego se te queda pequeña la puedes usar como semillero y pasarte a una mayor. Hay algunas mesas de cultivo de plástico que vienen con tapas y funcionan como invernadero con lo que después puedes aprovecharla como semillero y llevar tus plantones a tu otras mesas de cultivo, porque otra cosa no, pero el autocultivo engancha…

Mesa de cultivo de plástico
Mesa de cultivo de plástico
Consejos y trucos para el futuro

Y por último desde el de punto vista práctico, tenemos que buscar aquellas mesas de cultivo que tengan un dispositivo para evacuar el agua sobrante. Si vivimos en zonas en las que las lluvias sean abundantes y no disponemos de este dispositivo, las raíces pueden quedar anegadas y llegar a pudrirse.

Si vas a cultivar en una azotea o sitio grande quizás los cajones de cultivo también sean una opción a tener en cuenta. Estos cajones de cultivo suelen ser bastante bonitos estéticamente y dan sensación de una verdadera huerta. Convierten tu huerto urbano en una zona muy agradable. De este tipo de cajones hay soluciones muy estéticas y bastante trabajadas.

Y por último, si vas a cultivar en algún patio o terraza a la que el sol no llega a todas horas o se va moviendo el sitio en el que combate, compra un carro de cultivo que tenga ruedas. En este sentido el mercado es un poco más escaso, aunque siempre tienes la opción de comprar uno, con las patas de madera maciza, y colocarle unas ruedas. De esta manera puedes ir moviendo el carro cuando te interese según donde esté dando el sol.

Por si te decides aquí te dejo una entrada en la que hablo del sustrato para las mesas de cultivo.

En definitiva y por ir concluyendo, mis consejos son:
  • A ser posible que sea de madera.
  • Cuanto más grande mejor.
  • Buena profundidad
  • Aprovecha los huecos que no utilizas.
  • Comprueba que tenga salida para el exceso de agua.
  • Ponle ruedas para buscar el sol
Enlaces de mesas de cultivo.
  • Madera:

  • Metal:
  • Plastico:
  • Cajones de Cultivo:
Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *