ABONAR CON TÉ DE PLÁTANO

ABONO DE FLORACIÓN

Abonar con te de plátano en época de floración.

El té de plátano es un magnífico fertilizante natural, que podemos elaborar fácilmente en casa y que, además, no nos supondrá coste alguno, ya que solo vamos a aprovechar la parte del plátano que no usamos cuando lo consumimos. En está entrada os voy a explicar como abonar con té de plátano.

El plátano es un alimento muy rico en potasio, pero no solo tiene potasio la parte que consumimos, sino que además, su cáscara también es una fuente muy rica en dicho elemento.

Cuando consumáis un plátano, en vez de tirar la piel, la guardáis y la vamos a aprovechar para fabricar un abono con el que fertilizar a nuestras plantas, y que es especialmente efectivo en época de floración.

Cáscara de plátano

Los principales minerales que necesitan todas las plantas son el nitrógeno, el fósforo y el potasio. Estos elementos representan casi el setenta y cinco por ciento de los nutrientes que necesitan. Y a su vez, las plantas para poder absorber cualquiera de estos nutrientes tiene que encontrarlos disueltos en agua.

Así que os voy a explicar como la receta del te de plátano para hacer llegar los nutrientes disueltos en el agua en uno de los abonos más baratos y efectivos que he probado.

Los ingredientes que vamos a utilizar para fabricar el te de plátano son los siguientes:

4 o 5 cáscaras de plátanos (depende de su tamaño) y 1 litro de agua

 Preparación:

1.- Lo primero que tenemos que hacer es poner el litro de agua a calentar en una cacerola.

2.- Mientras el agua rompe a hervir, vamos a ir troceando en pedazos pequeños las cascaras de plátano

Té de plátano

3.- Cuando el agua esté hirviendo añadiremos las cáscaras de plátano que ya tenemos troceadas.

4.- Dejamos durante 15 minutos las cáscaras de plátano en el agua hirviendo.

5.- Apagamos el fuego y dejamos que el te de plátano se vaya enfriando poco a poco.

Llegado a este punto ya tenemos listo el té de plátano, aunque es un te bastante concentrado por lo que procederemos a diluirlo un poco antes de dárselo a nuestras plantas.

Una vez que el té se ha enfriado usando un colador separamos el té de las cáscaras de plátano. El resultado de separarlo, lo añado a dos litros de agua, que procuro sea mineral o de ósmosis, aunque no es necesario, y listo.

Colando té de plátano

Y nada más, con este sencillo procedimiento tienes un magnífico abono para cuando tus plantas estén en época de floración. Lo uso para abonar todas aquellas plantas en las que tras su floración llega el fruto, como pimientos, tomates (puedes verlo aquí), calabacines, berengenas y fresas. Desde que empiezo a ver como echan las flores hasta que comienza a salir el fruto. Dos o tres veces por semana, y siempre me da un rendimiento magnífico.

Share Button