Cultivar fresas en macetas colgantes

Cultivar fresas en macetas colgantes

Cuando uno dispone de poco espacio y quiere cultivar, tiene que ser creativo. Hoy os voy a explicar como he empezado a cultivar fresas en macetas colgantes.

Hace tiempo que tenía ganas de empezar un proyecto como este, ya que, aparte de tener poco espacio para macetas en mi balcón, le da cierto aire decorativo a la terraza. Mi idea inicial era hacerlo con tomates colgantes. Probablemente cuando empiecen a subir las temperaturas un poco lo pruebe. Pero de momento voy a iniciar el proyecto cultivando unas fresas.

Para este proyecto he contando con la inestimable colaboración de mi mujer. A mi mujer le encantan las manualidades, y gracias a eso, me ayudó a solucionar la papeleta de colgar las macetas sin ningún tipo de inversión y reciclando materiales.

Para poder colgarlo me fabricó una sujección con tiras de trapillo (Si os interesa ver que es el trapillo podéis verlo aquí). Con unas camisetas viejas sacó unas cuantas tiras, fabricó unas trenzas de la medida de la maceta y las ató alrededor de la misma, fabricándome unas sujeciones alrededor de la maceta, que ni en mis mejores sueños, se me hubieran ocurrido.

Hemos comenzado con una maceta pequeña porque queremos ir viendo que tal se adapta el trapillo al peso, aunque tiene pinta de que aguanta bastante bien. Se ve robusto. Además, aunque esté en la terraza, no deja de ser una zona al aire libre, con lo que tengo que ir probando para ver como le afecta el viento cuando haga mal tiempo.

Solucionada la cuestión de la maceta y su sujeción nos pusimos a la obra con el resto.

Soporte de trapillo para macetas colgantes

La fresa es un cultivo bastante exigente en cuanto a nutrientes y drenaje. Por eso la mezcla habitual que uso como sustrato para mi mesa de cultivo es perfecta para este fruto. Vamos a hacer una mezcla con un cincuenta por ciento de fibra de coco, que nos servirá de base del sustrato, un cuarenta por ciento de humus de lombriz, que nos aporta los nutrientes, y el diez por ciento restante de perlita y vermiculita que ayudan a airear y al drenaje. Si quieres ver el proceso más detallado puedes verlo aquí.

Sustrato antes de mezclar
Materiales sin mezclar

 

Una vez listo el sustrato y previamente humedecido para cultivar fresas en macetas colgantes, vamos a proceder a plantar los dos plantones de fresas que adquirimos para ello (actualizo ya que la perra se comió una planta y solo planté una).

Plantines de fresa

La fresa es una planta que tiene unas raíces superficiales por lo que no conviene enterrarlas mucho. Si es posible abriremos un poco sus raíces para que no haga falta darle mucha profundidad. De esa forma las raíces quedan enterradas cerca de la superficie.

Una vez que las tenemos plantadas las tenemos que regar abundantemente. La fresa es muy exigente con el agua. Siempre debe estar húmeda, pero sin encharcarla porque hace que se pudra el fruto.

Las fresas son plantas perennes, por lo que debemos abonarlas de vez en cuando, ya que absorben muchos nutrientes. Un momento ideal para ello es al principio de la primavera, cuando empiezan a subir las temperaturas y a alargarse los días. También en esta fecha debemos aprovechar para podar y sanear un poco la planta, ya que en esta fecha empiezan a salir algunos frutos y conviene que la planta centre su fuerza en ellos.

El verano es cuando la planta de la fresa está en su máximo esplendor y cuando (teóricamente) mas frutos vamos a cosechar. También es buen momento para abonar. Y en esta estación es cuando se forman los estolones que sirven para que la planta se reproduzca. Si no nos interesa sacar mas plantas de fresa debemos cortar esos estolones para que los frutos sean más grandes y fuertes.

Hay que tener en cuenta también que el fruto no toque el sustrato, porque si están en continuo contacto con la humedad, se pudre. En nuestro caso al ser una maceta pequeña y colgante intentaremos que las fresas cuelguen, pero se puede poner un acolchado de paja que funciona bastante bien. Cuando llega el otoño, empieza a decaer la producción de fresa y la planta frena su desarrollo. Es un buen momento para volver a abonar y esperar el invierno.

Por último me gustaría destacar que la mayoría de enfermedades que atacan a la fresa son por exceso de humedad, por lo que hay que tener especial cuidado con eso. Cuando alguno de los frutos se nos estropee debemos retirarlo para que si hay una enfermedad latente no se propague.

Espero que os haya gustado este proyecto y prometo actualizarlo y colgar fotos a medida que vaya pasando el tiempo.

Share Button