Semilleros de tomates cherry en brick de leche.

 

Cuando llega el invierno siempre hay que tener preparado algún que otro semillero para los distintos cultivos que vamos a iniciar. En concreto os voy a enseñar como hago un semillero para plantar tomates cherrys de una forma muy sencilla. Y además con un material que todos tenemos en casa. Un tetabrick de cualquier tipo de bebida.

Es una opción que me gusta mucho porque es duradera y barata y me salen plantones suficientes para mis cultivos, ya que solo suelo plantar un par de matas de tomate cherry.

Lo primero que debemos hacer es reciclar un brick ( el tamaño perfecto es el de 1 litro) y enjuagarlo bajo el grifo.

Con unas tijeras o un cúter se parte el envase por la mitad. Una de las mitades va a ser el recipiente de nuestro semillero de tomates o de cualquier otra semilla que quieras plantar. Y la otra mitad la vamos a usar como separadores para las distintas semillas.

Reciclando
Reciclando

 

Ahora vamos a preparar la mitad que vamos a usar de separador entre las distintas semillas y vamos a quitarle la parte de arriba, donde está el tapón. Cortamos a lo largo de un lateral. Después recortamos alrededor de la zona que queremos desechar hasta obtener una pieza de cartón como la que se ve en la siguiente imagen.

Separadores

Una vez que tenemos esa pieza vamos a cortar dos pedazos de la misma longitud que tienen las caras del envase, es decir por donde marca las señales del cartón.

Tenemos ya nuestras tres piezas que nos hacen falta para completar el semillero y tan solo tenemos que montarlo. Para el montaje es necesario hacer unos cortes verticales a las dos piezas de cartón que vamos a usar como separadores, para que encajen unas con otras. Se corta más o menos por las líneas que he marcado en la siguiente imagen.

Semillero tetabrick
Y por último lo que hay que hacer es montar esas separaciones. Se unen ambas partes por las líneas que hemos cortado y las metemos en la otra mitad del envase.

Las primeras veces las unía con algún tipo de celofán o cinta adhesiva, pero comprobé que era una pérdida de tiempo. Cuando las rellenas del sustrato se suelen ir a su sitio y quedan seis zonas de más o menos el mismo tamaño.

He de decir que uso este tipo de semilleros cuando tengo que sembrar solo unas pocas semillas.  Por ejemplo para tomates, pimientos, berenjenas, u otros cultivo de los que, por la cantidad de espacio que ocupan, no puedo disponer de muchos en mi huertito.

Por eso me parece un semillero para tomates estupendo. Uso seis semillas y seleccionó después las dos más fuertes y las transplanto a macetas, como te explico en esta entrada.

Semillero
Semillero tetabrick

 

Si vas a usar un tipo de semillero en los que se necesitan más semillas, como por ejemplo para lechugas o cebollas, este tipo no es el ideal, aunque tampoco es problema. En ese caso porque se corta el envase en horizontal y sale un semillero más grande sin necesidad de separadores.

Por último me gustaría destacar que el gran éxito de un semillero es el sustrato que vayamos a usar (de eso hablaremos otro día) y la ubicación del mismo. Yo siempre lo resguardo en una superficie soleada y resguardada del frío. Y eso es siempre es garantía de éxito.

Semillero tomates

 

 

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *