Plantar rábanos en jardineras.

 

Uno de los cultivos más fáciles para un principiante son los rábanos. Se da la circunstancia que es un cultivo rápido, que no necesita semillero y que puede plantarse prácticamente a lo largo de todo el año, por lo que plantar rábanos en jardineras es una magnífica opción para los que están empezando.

Semillas rábano
Semillas de rábano

La primera vez que planté rábanos lo hice al voleo, es decir, esparcí libremente las semillas sobre la tierra de una jardinera, sin orden ninguno. Cuando empezaron a brotar las semillas me dí cuenta que prácticamente casi todas salieron. Al final desperdicié muchas semillas, ya que tuve que quitar muchas porque estaban muy juntas unas de otras.

En posteriores siembras, y ya con la práctica, mi modelo para cultivar rábanos cambió un poco.

Lo primero que hago cuando voy a plantar rábanos es remover mucho la tierra hasta dejarla suelta. Mi elección para plantar rábanos siempre ha sido una jardinera. Por su forma alargada me permite distribuir muy bien las semillas.  Como es un cultivo, que en un mes y medio tienes listo, me planifico y no los siembro todos a la vez, sino que lo hago en varias veces, para tener rábanos a lo largo de mas tiempo.

Para plantar rábanos en jardinera o, como últimamente hago, en mi mesa de cultivo voy haciendo unas hileras de agujeros cada cinco centímetros, y solo siembro una tercera parte de la superficie destinada a los rábanos. A los 10/15 días repito el procedimiento y en 10/15 días vuelvo a repetir. Así me aseguro de tener una cosecha siempre fresca para consumir.

Plantar rábanos
Agujeros para semillas de rábano

 

No es necesario enterrar mucho las semillas, con un centímetro o un centímetro y medio va sobrado. Y luego la tapamos y damos un riego generoso, sin que se mueva mucho la tierra, y viendo que la semilla quede enterrada.

Es importante tener siempre la tierra húmeda y si hace mucho frío viene bien resguardar las macetas por la noche, hasta que las primeras hojas salgan. En unos cinco días e incluso menos con las condiciones ideales tendrás germinadas las semillas.

Es un cultivo que no necesita mucha superficie. De una jardinera normal pueden salir 10/15 rábanos perfectamente. Eso si, cuanta más superficie tengan, mas grande salen, aunque eso para mi no es un problema, ya que a mi hija pequeña le gustan pequeñitos. Ella va a su mesa de cultivo, lo cosecha, lo lava y se lo come.

Cosechando rábanos
Cosechando rábanos de jardinera

 

En cuanto a los cuidados, una vez sembrado plantado el rábano en la jardinera, no tiene muchos secretos. Al ser un cultivo que sale tan rápido apenas sufre plagas y tan solo tenemos que tener en cuenta dos aspectos. No tenerlo mucho tiempo al sol, si tenemos veranos muy calurosos, y evitar plantarlos en las épocas más frías, si vivimos en climas muy fríos. Aunque es un cultivo que sale bien sin abonar al ser los espacios en macetas más reducidos acostumbró a abonar una vez cada 15 días.

Y lo más importante: tenerlos siempre húmedos.

Así que si tu intención es plantar rábanos en jardineras o macetas los consejos que yo te daría son los siguientes:

  • 1.- Buscar una tierra que este suelta.
  • 2.- Plantar directamente (Sin semilleros)
  • 3.- Separar cada semilla al menos 5 centímetros.
  • 4.- Mantener siempre húmedo.
  • 5.- Ubicar en un sitio con al menos 3/4 horas de sol al día.
  • 6.- Abonar una vez cada 15 días.
Share Button

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *